website
sudor-sudoración-hombres-mujeres

¿Quién suda más: hombres o mujeres?

¿Acaso sudar no es algo normal en el cuerpo humano? Parece que la sudoración está mal vista por la sociedad pero, ¿acaso podemos controlarla? ¡Pues no, es imposible! Y ya no hablo solo de las personas que sudan debido a factores climatológicos o deportivos, sino a las personas que también sufren hiperhidrosis. Además… ¿Sabías que los hombres sudamos más que las mujeres?

 

Todas las personas tenemos entre 2 y 4 millones de glándulas sudoríparas en nuestra dermis. Increíble, ¿verdad? De esta manera, permitimos a nuestro cuerpo mantener una temperatura corporal estable, activándose en los momentos en los que tenemos más calor o en situaciones emocionales complicadas, como el estrés o la vergüenza, entre otros. Sin embargo, aunque hasta ahora pensaras que era un dicho popular, lo cierto es que, aunque todas las personas sudamos, los hombres lo hacemos más que las mujeres. ¿Por qué? Es muy fácil de explicar:

 

En primer lugar, porque los hombres empiezan a sudar antes que las mujeres. Sí, sí, has oído bien… ¡Empezamos a sudar antes que las mujeres! Este hecho se debe a que ellas necesitan una temperatura corporal más elevada que los hombres para empezar a sudar. Además, las mujeres por lo general tienen menos fluidos corporales que los hombres, por lo que se suelen deshidratar más fácilmente y no se pueden permitir expulsar la misma cantidad de sudor que los hombres. A consecuencia de ello, también se puede explicar por qué los hombres sudan más cantidad que las mujeres. Además, cabe destacar que las glándulas sudoríparas de los hombres suelen ser más activas que las de las mujeres...

 

Sin embargo, es importante recalcar que estas diferencias por género se crean a partir de la pubertad, ya que es la etapa donde las glándulas sudoríparas se activan en el cuerpo humano. La pubertad es una época donde las hormonas (tanto masculinas como femeninas) entran en juego de manera más eficiente. Basándonos en ello, se puede llegar a concluir una relación entre la testosterona y el sudor; esto es, se puede decir que la testosterona incrementa la respuesta de sudoración en una persona.

 

Este hecho también puede confirmarse en una fase de embarazo o en una época de menopausia femenina. Cuando las mujeres se encuentran en estas etapas, sus cuerpos producen un cambio considerable de hormonas, bajando de manera drástica las hormonas femeninas. A su vez, en estas épocas las mujeres experimentan una expulsión de sudor mucho mayor. Por lo tanto, se puede deducir que cuando presentan un cambio de hormonas drástico (y por consiguiente una pérdida de hormonas femeninas), el proceso de sudoración es más activo.

 

Por otro lado, aunque las zonas habituales de sudoración para las personas son las axilas, las manos y los pies, también se ha llegado a detectar en estudios científicos que, debido a la mayor masa corporal en los hombres y una mayor cantidad de glándulas sudoríparas en ellos, el sudor de estos se distribuye más equitativamente a lo largo de todo el torso, mientras que las mujeres suelen presentarlo solo en las zonas habituales del cuerpo humano. De esta manera, los hombres consiguen producir un mayor calor metabólico en sus cuerpos. 

 
 

No obstante, aunque la sudoración puede afectar a ambos por igual, se ha detectado que en los casos de hiperhidrosis los hombres pueden llegar a sudar incluso un 50% más que las mujeres. De todas formas, aunque ellas no produzcan tanto sudor, sus glándulas sudoríparas son más densas, por lo que, al fin y al cabo, la cantidad de sudor que pueden llegar a expulsar las personas con hiperhidrosis, ya sean hombres o mujeres, puede llegar a equipararse.

 

La verdad que no tenía ni idea de por qué ocurría este proceso en nuestros cuerpos (y me he quedado alucinando). ¿Tú qué opinas?

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados