website
alexitimia-masculina-normativa-masculinidad-afecto-hombres

Alexitimia masculina normativa: masculinidad y afecto

¡Me niego a seguir siendo alexitímico normativo! Mañana, 21 de enero, es el Día Mundial del Abrazo. Y no, no es ninguna tontería. ¿Por qué? Pues porque demostrar el afecto que tienes a las personas que te rodean es lo más gratificante e importante que puedes hacer en tu rutina diaria. Sin embargo, ¿por qué a los hombres nos da pudor mostrar dicho afecto en muchas ocasiones?

 

En verdad no es que no mostremos afecto porque no tengamos sentimientos para mostrar, sino porque desde que naciste te han dicho que los sentimientos y el afecto van unidos a otro tipo de personas (las mujeres, en la mayoría de los casos). ¡Pero no! Me niego a seguir coaccionado por todos los estigmas que nos han impuesto durante tantos años. (Y no por eso soy menos masculino).

 

¿Qué es la alexitimia masculina normativa?

Todas las personas tenemos tanto que demostrar… (Los hombres también). Sin embargo, nosotros, inconscientemente, estamos sometidos a una lucha constante entre nuestra identidad como hombres y el deseo de expresar y transmitir nuestros sentimientos, para así poder conectar con los demás.

No obstante, esta lucha no es una idea con la que hayamos nacido, sino que son dos ideas adversas que se nos han impuesto desde el momento en el que nacimos. Por ello, en muchas ocasiones es tan difícil desprenderse de todos los estigmas y etiquetas que nos han colocado, para poder expresarnos libremente. A este fenómeno, a esta lucha impuesta, a esta idea, diferentes sexólogos y psicólogos le han denominado “alexitimia masculina normativa”.

Es decir, según los expertos, a los hombres nos han impuesto la idea de que los sentimientos y la masculinidad que debemos transmitir de cara a la sociedad no pueden ir de la mano. ¡Nos han apartado de manera injusta de nuestra capacidad de expresarnos, de sentir y de comunicarnos! Esto no solo conlleva a que nos cueste reconocer e identificar nuestros sentimientos, sino que nos es mucho más difícil expresarlos. Y lo mismo pasa con el afecto. ¿Hace cuánto no le das un abrazo a alguien a quien quieres? (Yo hace bastante).

 
 

Pero, me niego. Me niego a seguir formando parte de un mundo que inculca injustamente a los hombres un concepto de masculinidad erróneo. Yo también tengo sentimientos, a mí también me duelen las cosas, yo también lloro de rabia e impotencia a veces. Y no tengo porqué esconderme más tras el escudo de la “masculinidad”. Pero, ¿qué puedo hacer para acabar con la alexitimia masculina normativa?


Puedes empezar por algo muy fácil: celebra mañana el Día Mundial del Abrazo con las personas que te rodean, intenta mostrar más tus sentimientos y empieza a desprenderte de todos los estigmas que te han impuesto durante años.

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados